Sobre mí

¡Hola!, mi nombre es Stefany Arce, segunda hermana de un grupo de 5 (mi tribu) y su fan #1.

Huancaína de nacimiento. Ingeniera Industrial y Profesora de Yoga, ambas de profesión. Clown y Voluntaria de Educación por purito amor. Me encanta saber mucho de cosas muy diferentes entre sí, mientras más cosas distintas haga al mismo tiempo, mejor!. Este descubrimiento demoró aproximadamente unos 27 años en llegar (azu!), así que primero fui Ingeniera Industrial – luego de un periodo fallido de intentar ser Psicóloga (probablemente no me equivoqué tanto al elegir esa primera carrera) – luego me entregué de lleno a mi labor de voluntaria que fue el inicio a abrirle las puertas a nuevas experiencias, a entender que podía ser muchas cosas, todas las que yo quisiera, que mis sueños se pueden hacer realidad (en serio). En el voluntariado, a esto le llamamos el hermoso doble impacto, donde a parte de contribuir y compartir con los niños todo el amor, dedicación y enseñanzas que les podamos dar, ellos nos retribuyen de manera abundante, mucho más de lo que se podrían imaginar.

Gracias a este primer paso, llegó mi faceta de clown, aquí aprendí muchas herramientas para la vida; aprendí a saltar al vacío, a mirar el alma a través de los ojos, conectar y estar al 1000% en el momento presente. Mi payasa interior se siente muy feliz de haber despertado :o)

Luego vino mi siguiente gran paso que marcó un antes y un después en mi vida, El Yoga. Yoga para mí es amor, es plenitud, es abrazarte por dentro, es sanar, es fortalecer, tengo tantas palabras para describir todo lo que el Yoga ha hecho en mi vida y solo puedo asociar cada palabra con GRATITUD. Es por ello, que decidí formarme para ser maestra y enseñar a muchísima gente todo lo que he podido aprender, así que me gradué de 2 profesorados: Power Yoga Teacher Training 200 horas y Yoga Kids 95 horas, y me gusta mucho compartir mi práctica con cada persona.

Me gusta viajar a lugares calientitos y con cultura, leer y ver historias de amor y descubrimiento personal, y comer mucha fruta (en especial las que son ácidas).

Tengo una gata que se llama Lulú.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *